De la mano de un gigante del agro, Basso comenzó a exportar a China e India.

Se trata de John Deere, la productora de maquinaria agrícola más grande del mundo, a la que comenzó a despacharle a sus plantas de China a fines de 2017 e India durante 2018. Ambos mercados poco convencionales para el autopartismo argentino. 

Con sede en la ciudad de Rafaela, la autopartista envía sus válvulas a todas las unidades donde John Deere fabrica motores. Es así como a sus envíos a Estados Unidos, Francia y México, que se fueron sumando a partir de los primeros despachos a la planta de Granadero Baigorria allá por 2001, sumó ahora a estos gigantes asiáticos bajo el mismo formato de entregas "Just in Time".

Una relación con historia

El vínculo entre ambas compañías fue creciendo en volúmen de negocios, pero también en una relación con proyectos conjuntos en servicios de ingeniería, aplicados al diseño, análisis y ensayos que llevaron a la autopartista a traspasar fronteras y consolidar su posición como una alternativa viable en el abastecimiento de válvulas de calidad a nivel global. Fue así como a partir de 2003 cosechó hasta hoy catorce distinciones como "Partner Supplier", un premio al mejor proveedor en 2015 y un doble ingreso al Salón de la Fama cada vez que consiguió el nivel de "partner" por cinco años consecutivos. Estas distinciones no fueron solo una cuestión simbólica, sino que le garantizaron preferencia en el desarrollo de nuevos negocios de John Deere, como parte del sistema que la automotriz americana impulsa con el objetivo de fortalecer su cadena de valor.

Pie de foto: representantes de ambas empresas durante la entrega de la distinción por el ingreso al "Hall of Fame" de John Deere por segunda vez, en la ciudad de Moline, Illinois.
descargar archivo