Basso inauguró un nuevo espacio para el personal

Se trata de un nuevo edificio de casi 600m2 que cuenta con áreas de vestuarios, comedores, cocina, cantina, entrepiso y una amplia galería. La estructura, que implicó una fuerte inversión en materia de promoción de su capital humano, fue construida en tiempo récord.
Con una superficie cubierta de 420m2 y semicubierta de 170m2, el edificio combina armónicamente una construcción tradicional con un sistema de construcción en seco. Cuenta con un basamento de hormigón armado, mamposterías de bloques de cemento, estructura metálica, cubierta de paneles tipo “sándwich” con aislación de espuma de poliuretano inyectado, cerramientos verticales ejecutados con panales de similares características y chapas pre-pintadas.
De acuerdo a lo expresado por Virginia Giussiani, responsable del proyecto, “se buscó generar espacios amplios e iluminados, cómodos para el uso del personal y de fácil mantenimiento. Espacios flexibles que puedan utilizarse tanto para áreas de comedor como para capacitaciones y reuniones del personal”.
El concepto de sustentabilidad también fue desarrollado en este proyecto. Por ejemplo, se realizó un sistema de recuperación del agua de lluvia para reutilizarse en los sanitarios y limpieza. Por otro lado, los paneles tipo sándwich utilizados para los cerramientos verticales y la cubierta, colaboran con la aislación térmica de los espacios, permitiendo así la reducción y optimización del consumo de energía. Algo que se ve favorecido también por el uso de doble vidrio (DVH) en las aberturas y un sistema de iluminación inteligente.

descargar archivo